viernes, 1 de mayo de 2009

La metáfora de la fábrica pedagógica de la Escuela: La OLA




La OLA, finalmente logré ver esta película alemana que no te deja indiferente. Al principio, después de haver visto un día el tráiler en clase de Teoría II pensaba que sería una película de la misma línea que Los Edukadores, también alemana, pero aunque podríamos hacer paralelismos no creo que tengan nada que ver una con la otra. El final de La Ola me recordó al de la película American History X, un final demasiado agresivo, pero que desgraciadamente queda muy lejos de lo violento que podría ser un final en una autocracia o dictadura.

El argumento se basa en el método pedagógico de un profesor de instituto que decide realizar una clase teórica de autocracia llevándola a la práctica, el motivo es ambiguo, ya que el profesor, joven con ideas libertarías, periferia dar la clase de anarquía, pero el centro escolar no le dejó elegir.

Podríamos comentar muchos aspectos de esta película. Desde la marginación, los padres de adolescentes, las intituciones escolares, la adolescencia, los profesores... Pero el tema mas destacado sería el hecho de la pedagogía como instrumento para manipular a las massas, en este caso a los alumnos de una escuela.

Esta es la metáfora de la educación como herramienta para moldear en una fábrica o en una institución, un intrumento que podemos aplicar con diferentes finalidades. Recordando el inicio del curso, algunos profesores nos hablaron del método Pigmalión; si el profesor motiva a los alumonos ellos tienen más probabilidad de motivarse, y viceversa. En una sesión de clase de Practicum leímos unos textos de Phiplippe Meirieu, y creo que en la clase de Teoría II también se comento algo sobre su obra Frankestein EDucador. En esta encontramos la misma idea de "manipulación" educativa o pedagógica. Cuestina la educación como proyecto de dominio del educando y de control completo de su destino. Expone que esta perspectiva conduce a un fracaso destructivo, entonces plantea que el pedagogo debe educar sin fabricar, es decir ofrecer proposiciones concretas orientativas, ¿Sería esto posible en cuaquier tipo de experiéncia educativa?, hasta que puento somos influenciables o manipulables, lo son más los niños, los adolescentes, ¿los adultos?. En la Ola vemos el ejemplo de un profesor que que llega a motivar a tal punto a sus alumnos que crea vínculos, morales a mismo tiempo que burocráticos en un sentido de la autocracía como líder de un grupo, que llega a confundir a algunos de estos estudiantes adolescentes pasándo los límites de la cordura.



Para acabar, la recomiendo a todo a quién haya leído esta entrada y no haya visto la película, aunque con un letrerito de esos rojos que ponga "no apto para personas sensibles".

1 comentario:

  1. ei! ja veus si vicia el joc!!!

    Interessant aquest llibre ;)

    ResponderEliminar